Excursiones del Hostal Casa Laure y Mª José

Inicio

Donde dormir

Como llegar

Laure y Mª José te proponen algunas excursiones que desde Arens de Lledó pueden realizar para que su estancia en nuestra comarca sea aprovechada lo máximo y puedan tener buenos recuerdos de esos días con nosotros.
Comarca del Matarraña
  • - Presentación de la Comarca del Matarraña

  • -
  • Presentación de los 18 pueblos de la comarca.

  • - Ruta Gótica
  • - Ruta de las Carceles

  • - Ruta del Tambor y del Bombo

  • - Ruta de los árboles singulares

  • - Otros lugares de interés.
       Ruta del tambor  Poblado Ibérico
    Ventana gótica de la iglesia de Arens Ruta de las carceles Torre Crema en Valdeltormo
    Comarca de Matarraña / Matarranya

    La comarca del Matarraña se localiza en el Bajo Ebro aragonés, desde las vegas bajas del Ebro hasta las últimas estribaciones de la cordillera ibérica, concretamente en las escarpadas sierras de los Puertos de Beceite. Limita al oeste con la comarca del Bajo Aragón y al este con la provincia de Castellón. Con una superficie de 933 Km2 y una población de 8.661 habitantes, conforman la comarca los siguientes municipios:
    Arens de Lledó, Beceite,Cretas, Fórnoles, La Fresneda, Fuentespalda, Mazaleón, Monroyo,Peñarroya de Tastavins, La Portellada, Ráfales, Torre de Arcas, Torre del Compte, Valdeltormo, Valderrobres, Valjunquera.

    Una comarca muy variada, llena de contrastes paisajísticos, donde podremos disfrutar de excursiones en bicicleta, a pie y en coche.
    El río Matarraña, es el eje vertebrador de esta comarca a la que da nombre desde los tiempos de la dominación árabe. Sus cristalinas aguas nacen en el macizo de los Puertos de Beceite desciende encajonado entre cascadas y pequeños lagos y atraviesa la comarca entre campos de almendros y olivos. La comarca se asienta sobre una tierra llena de historia, con referencias ya de poblados paleolíticos, como el abrigo de los Secans de Mazaleón. También encontramos yacimientos de la época del neolítico con arte rupestre, destacando los restos situados en Cretas declarados zona de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. También son numerosos los vestigios romanos, como los de San Cristóbal en Mazaleón, San Antonio en Calaceite y la Torre Cremada de Valdeltormo. Y tras los romanos, se asentaron los musulmanes que dejaron numerosos topónimos en municipios de la comarca.Pero la comarca del Matarraña, tierra de paso hasta nuestros días entre las tierras del interior y el mediterráneo, alberga también una herencia con un rico y variado patrimonio histórico en cualquiera de sus poblados.
    La villa de Valderrobres, declarada como conjunto histórico y artístico y centro comarcal de servicios, está dominada por su espectacular castillo, destacando también su fotogénico puente medieval.

    El dialecto que se habla en toda la comarca del Matarrña, ha sobrevivido desde la época de la repoblación cristiana en el siglo XII, y constituye una de las señas de identidad más importantes de la zona. Se trata de un dialecto de transición y de uso exclusivamente oral con ciertas influencias catalanas por su situación fronteriza.
    La Fresneda es una villa también declarada conjunto histórico artístico, debido a la suma de patrimonio que guarda en sus bellas calles porticadas. Un recorrido que nos trasladará en el tiempo, en una población donde se rodó el filme "Libertarias".

    El término de Valdeltormo, acompañado de multitud de majestuosos olivares de los que sale el aceite de denominación de origen Virgen Extra Bajo Aragón y el histórico municipio de Mazaleón, donde se encuentran vestigios protohistóricos, romanos y medievales, famoso también por cultivar un melocotón de gran calidad.
    Pueblos también de tradiciones, fiestas y celebraciones muy arraigadas y de honda raíz mediterránea y algunas tan curiosas como la subida del "panistre" en lo alto de las cabezas de las más guapas mozas el día de San Sebastián. El fuego es uno de los elementos culturales más representativos, típicas son pues las hogueras y los diablets, donde las gentes de esta tierra se disfrazan con curiosos trajes de diablos. Fiestas tradicionales con una honda raíz mediterránea, con una simbología que adapta al cristianismo antiguos temas paganos en los que se suele representar la lucha entre el bien y el mal.
    Una interesante ruta para conocer parte de la comarca, es la llamada Ruta de las cárceles, que recupera las antiguas cárceles de la comarca, ubicadas en los bajos de algunos Ayuntamientos, donde encarcelaron a los reos de los siglos XVI al XIX. En ellas destacan los graffitis dejados por algunos reos, como en Mazaleón, La Fresneda o la de Ráfales.
    El valle del rio Algas, afluente del Matarraña, se trata de un territorio de gran belleza paisajística, surcado por un río que se forma en el barranco de la paridera a los pies de la muela de Cati desde este punto se dirige del sur al norte con unos 75 kilometros de longitud y es un referente geográfico y politico de primer orden ya que desde la celebración de las Costes de Cervera en 1356 se establecio su cauce como frontera para delimitar las tierra de Aragón y Cataluña.
    Territorio salvaje y reservado como Lugar de Interés Comunitario, es uno de los mejores refugios de Europa para las colonias de buitres y de cabras hispánicas.
    En el empinado pueblo de Peñarroya de Tastavins, de bellas casas blasonadas, podemos visitar la exposición permanente "Vida y oficios tradicionales: lo Masmut", situado en una casa de entidad que aún conserva todas sus antiguas dependencias.

    También a dos kilómetros de esta localidad no hay que olvidar visitar el santuario de la Virgen de la Fuente, uno de los mejores ejemplos del gótico aragonés, con artesonado mudéjar, y justo al lado, el Centro de Interpretación del Porcino, donde se expone todo el aprovechamiento que el hombre hace del cerdo, tan importante en el eje Peñarroya, Monroyo y Fuentespalda, que constituye el espacio de mayor producción de jamón con D.O de Teruel. Bien conocidos son en todos los pueblos de la comarca las matacías y la elaboración de los mondongos y otros productos derivados del cerdo.

    Mencionar Monroyo es también decir historia, pues aquí, en el pueblo más alto de la comarca, efectuaron estancia el Cid, y los reyes aragoneses Alfonso I y Jaime el Conquistador.

    La comarca del Matarraña es bien conocida por su atractivo turístico, gracias en parte a l espacio conocido como el parizal bellísimo desfiladero el cual se puede visitar desde Beceite, donde la cabra montés es su símbolo.
    Se pueden hacer multitud de excursiones de pequeño o mediano recorrido. La Font Bella, los Estrets y el Salt de la Portellada son muy aconsejables.

    El Tastavins muere en el río Matarraña, cerca de La Portellada, conocido por su buen aceite y por sus diablos, que en fiestas de San Antón, crean un gran espectáculo de fuego, ruido y luces.

    En la vertiente este de la Comarca del Matarraña, la del río Algárs, calificado como Lugar de Interés Comunitario.

    El área más occidental de la comarca ya en el límite con el bajo Aragón, cuenta con bellos pueblos y parajes repletos de grandes pinares. Torre de Arcas, atravesado por el sendero de gran recorrido GR 8 y Valjunquera, puerta de entrada a la Comarca del Matarraña desde Aragón, con su ermita de Santa Bárbara y su bien conservado casco antiguo, que da la bienvenida a todos los visitantes.
    Esta comarca es una zona de intensa actividad agrícola (se cultiva principalmente el cereal, la vid, los olivos y almendros) que han transformado notablemente el paisaje. En el Matarraña todavía es posible contemplar diversos ecosistemas de gran valor ecológico y ambiental.
    Los montes de esta zona de Aragón aparecen predominantemente cubiertos de matorral, dominado por la aliaga (genista scorpius). Como plantas de mayor porte encontramos la sabina negral(juniperus phoenicea), el enebro (juniperus oxycedrus) y el espino negro (rhamus lyciodes).El pito real, la paloma torcaz, el alimoche, el vencejo real, la culebra de escalera, el búho real, el águila perdicera, el avión roquero, el mirlo acuático, el buitre común, el águila real, el autillo, el colirrojo tizón, la nutria y la rana común acompañan a la cabra montesa en el repaso a la fauna del Matarraña.

    Presentación de los 18 pueblos
    de la Comarca de Matarraña / Matarranya


    ARENS DE LLEDO

    PASEO POR SU CASCO URBANO


    En la entrada a la villa se encuentra un antiguo portal. Los lugares de interés son la Plaza Mayor, el ayuntamiento, la iglesia gótica de la Asunción de Nuestra Señora y el antiguo convento de San Francisco, en la Calle Alta. Por otra parte, en Arens se encuentra la casa de la Tía Soledad, que es uno de los pocos edificios modernistas de la comarca. Está situada en el número 4 de la Calle del Medio, y es una construcción de cinco plantas, con un ático en el que se abre una galería de cinco arcos apuntados.

    EXCURSION POR LA RIBERA DEL RÍO ALGARS

    El recorrido comienza en la pista que nace en la carretera de circunvalación de Arens y que da acceso a unas granjas y al cementerio, coincidiendo ésta durante un centenar de metros con el camino que se dirige a Calaceite. Poco a poco, el camino se va instalando en la margen izquierda del río. Pasear por las riberas del río Algars permite contemplar la vegetación autóctona de la comarca del Matarraña. Este río, de caudal torrencial, goza de una urbanización fronteriza entre el territorio catalán y el aragonés.
    BECEITE

    PASEO POR SU CASCO URBANO

    Población que llegó a tener nueve molinos de papel en el siglo XVII, uno de ellos transformado hoy en día en una galería de arte (Antigua Fábrica de Noguera). Beceite tiene varios portales que antiguamente eran la entrada de la población: se conserva el Portal de Villanueva, el de Coll, el de San Roque, San Gregorio y el de la calle Llana. En la entrada de la localidad se encuentra la Ermita de Santa Ana, que tiene elementos góticos y renacentistas. La iglesia de San Bartolomé, en el centro de la población, es de estilo barroco. Destaca también la Lonja de la casa consistorial y los antiguos lavaderos.

    EXCURSION POR EL PARRIZAL

    Saliendo de Beceite, siguiendo varios carteles indicadores se puede llegar hasta la Mina del Parrizal a pie o en coche. Desde allí, y ya a pie, el recorrido dura unas cuatro horas en total (ida y vuelta). Se trata de una ruta muy sencilla, apta para todas las edades, que nos adentrará en el macizo de los Puertos de Beceite. Consiste en un recorrido por el lecho del río. Al final de la ruta, el río se encañona, hasta alcanzar una anchura de 1,5 metros (aprox.) con paredes de unos 60 metros de altura.
    CALACEITE

    PASEO POR SU CASCO URBANO
    Es uno de los conjuntos urbanos mejor conservados del Matarraña, con numerosas casas señoriales, capillas, ermitas, portales y un ayuntamiento del siglo XVII, y está declarado Conjunto de Interés Histórico Artístico. Para conocer la población, es indispensable pasear por la Calle Mayor, Plaza de España y Calle Maella; recorrer la cárcel, y visitar la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción y el Museo Juan Cabré, dedicado a este insigne arqueólogo calaceitano, que impulsó las excavaciones arqueológicas en la comarca. El museo se divide en varias salas, en las que se puede encontrar una colección de utillaje antiguo de labranza, la colección privada de arqueología de Cabré y exposiciones temporales de arte contemporáneo.

    EXCURSION AL POBLADO IBÉRICO DE S. ANTONIO

    Esta excursión se puede realizar a pie o en coche. El desvío está situado a varios metros antes de la entrada de la población, en la carretera que une Calaceite con Cretas y está a tan sólo 2 kilómetros del casco urbano de Calaceite. En el poblado podemos observar el trazado de las calles y de las edificaciones en donde desarrollaron su vida los pobladores del siglo V-IV y III antes de Cristo, así como observar, en los días claros, una de las mejores vistas del Matarraña , ermita San Hipólito y de los Puertos de Tortosa a Beceite.
    CRETAS

    PASEO POR SU CASCO URBANO

    La localidad conserva tres portales: el de Valderrobres, San Roque y San Antonio. Las construcciones nobles de Cretas están levantadas con robustos sillares. Las construcciones de piedra, excelentemente conservadas, y los balcones de madera, con aleros del mismo material, dan a Cretas una belleza especial. Uno de los lugares de interés es la Casa Turull, una de las casas palacio más interesantes, situada en la Calle San Antonio.
    La iglesia de la Asunción de Nuestra Señora pertenece al estilo gótico tardío.

    EXCURSION A LA ERMITA DE LA MISERICORDIA

    El recorrido hacia la ermita de la Misericordia es muy sencillo. Se toma la carretera de Cretas a Calaceite, y a pocos metros del final del término municipal de Cretas se puede observar la ermita, que se alza a mano derecha. El camino de acceso a la misma está bordeado de cipreses. Desde la ermita se puede observar el paisaje típico de la comarca: campos de almendros y olivos, y márgenes de piedra. La ermita es una bella construcción
    gótico-renacentista.
    FORNOLES

    PASEO POR SU CASCO URBANO
    En lo que se refiere a arquitectura civil, en Fórnoles destaca la casa consistorial, una construcción definida por grandes arcos de medio punto similares a los de otros edificios consistoriales del siglo XVI o principios del siglo XVII. Cuna del literato Braulio Foz (autor de la novela “La vida de Pedro Saputo”), y del médico Andrés Piquer (médico de Fernando VI), Fórnoles es una de las pocas poblaciones por las que atraviesa el meridiano cero. La iglesia parroquial, dedicada a Santa María, se inició en el siglo XIV y se incluye en el grupo de iglesias góticas. EXCURSION A LA ERMITA DE MONSERRATE

    Interesante recorrido, con duración de alrededor de 45 minutos. El camino de la ermita comienza en la parte sureste del pueblo, con sentido descendente, en dirección a la carretera. La cruza, ascendiendo entre muros y con restos del firme empedrado, hasta un lomo, donde desciende por la ladera contraria al fondo de una val. Enseguida se van mostrando indicios de continuación de camino tradicional, que nos hace pasar por encima de un balsete. Desde aquí, el camino cruza una val y remonta el lomo. Llegaremos al santuario por la parte trasera del edificio.
    LA FRESNEDA

    PASEO POR SU CASCO URBANO
    El casco antiguo está declarado Conjunto Histórico Artístico. Son numerosas las construcciones monumentales, tanto de carácter civil, - la Casa de la Encomienda -; como de carácter religioso: el Convent y la Capilla del Pilar o la Iglesia parroquial. Esta última está dedicada a Santa María la Mayor y se edificó en el siglo XVII. Junto al templo se conservan los restos de un antiguo castillo que se cree que se construyó durante el periodo musulmán, aunque más tarde fue remodelado y posteriormente destruído por Cabrera. En la Plaza Mayor se conservan bellas casas palaciegas de los siglos XVII y XVIII, y en la misma se desarrolla el porticado que prolonga el de la calle Mayor. La casa consistorial se construye a finales del siglo XVI. La Fresneda cuenta también con la ermita de Santa Bárbara.

    EXCURSION AL CONVENTO DE LA VIRGEN DE GRACIA

    Se puede salir desde la misma población, ya que el recorrido está señalizado. Es una excursión apropiada para realizar en bicicleta, a pie o en coche. A unos cuantos kilómetros por el barranco de Canales, se conservan los restos del Santuario de la Virgen de Gracia (convento de frailes Mínimos), una ermita del siglo XVIII. A día de hoy, este edificio está prácticamente en ruinas. La antigua construcción poseía tres naves, aunque hoy sólo se conserva la fachada, donde se encuentra una imagen de la Virgen.
    FUENTESPALDA

    PASEO POR SU CASCO URBANO
    Esta población destaca notablemente por la arquitectura urbana, como las casas que se encuentran en la Calle Mayor, calle San Francisco o Calle Llana. El edificio más relevante, sin embargo, es La Torreta. Esta construcción hizo la función de cárcel y se puede acceder a la plataforma o mirador que se ha superpuesto. Se conserva el portal de la Virgen del Carmen, la capilla portal de San Francisco Javier y el de San Antonio de Padua. Otro de los edificios interesantes es la casa palaciega de los Belsas, que constituye un importante conjunto con el horno antiguo y la casa consistorial. La iglesia está dedicada al Salvador. Dentro se encuentra el órgano original, que realizó Francisco Turull en 1704. Próximo a la Iglesia, en el antiguo cementerio, se localiza uno de los conjuntos más interesantes de estelas discoideas de la época medieval.

    EL GR-8

    Este recorrido permite conocer parte del paisaje que une Fuentespalda con el Pantano de Pena. Se sale desde la población, por un camino que se encuentra a mano derecha de las piscinas y que va paralelo por la carretera hasta conectar con el barranco que desciende del collado. Hay que remontarlo por la senda hasta salir a la pista, y seguirla hasta conseguir coronar el collado. A partir de aquí, hay que descender desde el peirón recto por la pista hasta alcanzar cien metros. Más adelante, encontramos la trocha que aparece a la derecha bajo la línea eléctrica. Seguimos por ella utilizando la pista y las sendas descritas por la vaguada. Una vez en la pista principal, a pie de cultivos, seguimos en dirección a la izquierda y llegamos al pantano.
    LLEDO

    PASEO POR SU CASCO URBANO

    En la zona alta de la población se localiza la Plaza Mayor. En uno de sus lados está el ayuntamiento, de los siglos XVI y XVII. Una pequeña capilla, dedicada a San Roque, está instalada en la fachada. Al igual que en otras localidades, el ayuntamiento posee una bella Lonja. Frente al ayuntamiento se alza la Iglesia parroquial, obra gótica del siglo XIV, dedicada a Santiago Apóstol. Tiene una sola nave y testero recto.

    EXCURSION A LA ERMITA DE SANTA ROSA DE VITERBO

    De la parte trasera del frontón y parque infantil de Lledó comienza el camino peatonal que se dirige a la ermita. Este primer tramo discurre por la parte alta del escarpe del río Algars. Pasa junto a unos corrales y bajo una nave avícola. Desde esta granja, el camino desciende por un paseo de ganado, por el barranco de Val de Cretas, lo cruza y asciende por un sendero entre bosques transitado por los rebaños hasta el Mas del Rincón. Prosigue la escensión por camino emboscado hasta su finalización en la parte trasera de la ermita. Ésta es del S.XVIII. La excursión dura dos horas en total.
    MAZALEON

    PASEO POR SU CASCO URBANO
    En la plaza está situado el ayuntamiento, una construcción que cuenta con soportales y que se edificó entre los siglos XVI y XVII. En el interior encontramos los dos espacios carcelarios, construidos a finales del siglo XVI. El situado en la planta inferior, es un calabozo de pequeñas dimensiones y totalmente aislado del exterior. Aquí se encuentra una pilastra de ladrillo, que se utilizó como letrina o pozo de desechos. También se conserva el cepo original. En la segunda planta encontramos el otro espacio carcelario, donde hay un muro con cientos de graffitis de distintas épocas; la mayoría de ellos se pueden fechar en el siglo XVIII. En la localidad todavía se encuentran dos portales. El primero está situado en la calle 18 de julio, y el otro se ubica en la calle del Rincón. La iglesia parroquial de Santa María la Mayor tiene una estructura gótica y renacentista.

    EXCURSION A LA ERMITA DE SAN CRISTOBAL

    El itinerario parte de la localidad de Mazaleón, dirigiéndose hacia el río Matarraña. Atravesamos la pasarela sobre el río, realizada recientemente. Una vez lleguemos a la margen derecha del río, tomaremos el camino que asciende hasta la ermita de San Cristóbal o San Cristófol. Este es un edificio construido en el siglo XVIII. Desde allí se puede admirar la hermosa vista de Mazaleón y sus huertas junto al río Matarraña. Junto a la ermita se encuentra el antiguo poblado ibérico de San Cristóbal. Es un recorrido de dificultad baja, que se puede realizar a pie o en coche.
    MONROYO

    PASEO POR SU CASCO URBANO
    La localidad de Monroyo atesora en el interior del entramado urbano las huellas de un pasado esplendoroso, a través de construcciones tales como el Portal de Santo Domingo, casas palaciegas, y los conjuntos monumentales que se encuentran en la calle del Mesón y la calle Llana. En lo que se refiere a construcciones de carácter religioso, destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Esta iglesia, que data del siglo XVI, presenta en su portada una cruz de camino. Desde la iglesia,comienza la calle Empedrada, que es una escalinata que lleva hasta el ayuntamiento. Junto a la puerta del ayuntamiento se sitúa la entrada a la cárcel, con un pequeño vano enrejado.

    EXCURSION A LA RMITA DE LA CONSOLACIÓN

    Partimos de Monroyo por la calle que hay junto a la gasolinera. Una flecha de señalización de los PR del Mezquín (blanca y amarilla) nos confirma el lugar. La calle enseguida se transforma en un camino agrícola que asciende hasta el ‘Cap de la Serra’. A la izquierda se queda el desvío de la fuente de ‘Les Forques’ y, más allá, el panel de senderos del GR8 y PR. Antes de llegar a la caseta forestal, el camino se bifurca: a la derecha está la ermita de la Consolación. Seguiremos las señales blanquiamarillas, que nos obligan a pasar por debajo de la caseta forestal, y a través de un sendero surcamos la parte norte de la muela hasta la ermita de la Consolación.
    PEñARROYA DE TASTAVINS

    PASEO POR SU CASCO URBANO
    En Peñarroya prevalecen las edificaciones con balcones y aleros de madera. Son también muy habituales los encalados con azulete y puertas con arcos de medio punto o adintelados. Cabe mencionar la casa palaciega Palomo, así como el ayuntamiento y su cárcel. También encontramos la capilla portal de la Virgen del Carmen y la iglesia parroquial de Santa María la Mayor, que fue construida a mediados del siglo XVIII. Es de interés el Centro Etnológico ‘Lo Masmut’, una exposición permanente de la vida y oficios tradicionales; y el Centro Paleontológico ‘Inhóspitak’, de Territorio Dinópolis. A dos kilómetros de la población se encuentra la ermita o santuario de Virgen de la Fuente, declarada Patrimonio de la Humanidad, por su techumbre mudéjar. La ermita es gótica y en ella se ha instalado el Centro de Interpretativo del Porcino.

    EXCURSION A LAS ROCAS DEL MASMUT

    El punto de partida es la parte alta del pueblo. Se toma la pista que va hacia los depósitos del agua. Un poco más adelante encontraremos la balsa de San Miguel; caminaremos junto a esta balsa, pasaremos de largo, y esperaremos hasta tomar el siguiente cruce a la derecha. Continuaremos por esta pista, ascendiendo hasta encontrar la primera curva cerrada a la derecha (2,5 km.). Una vez aquí, habremos llegado al tramo final del recorrido, que es ya muy corto, y que nos permitirá llegar a la zona superior de las Rocas del Masmut.
    LA PORTELLADA
    PASEO POR SU CASCO URBANO
    Entre las edificaciones más destacadas de La Portellada destaca, sin duda, el ayuntamiento, que se construyó entre los siglos XVI y XVII. En lo que se refiere a construcciones religiosas, la iglesia de la localidad está dedicada a San Cosme y San Damián, y se edificó en el siglo XVII. En la Calle Mayor, junto a la Iglesia, se han mantenido antiguas construcciones, que se conservan en buen estado, y que constituyen un motivo de interés. Siguiendo con las construcciones de carácter devocional, La Portellada cuenta con la ermita de San Miguel. Ésta se eleva en una colina, con vistas a la población, y ha sido adecuada como lugar de ocio y esparcimiento.

    EXCURSION A EL SALTO DE LA PORTELLADA

    Desde La Portellada, descenderemos y tomaremos la carretera en dirección a Valderrobres. Antes de dos kilómetros nos adentraremos en una pista a la derecha que está indicada. A unos dos kilómetros de la carretera se encuentra el salto de agua, uno de los lugares más bonitos de la zona, donde el río Tastavins da lugar a una cascada de unos veinte metros. La excursión se puede realizar a pie o bien en coche; la pista está sin asfaltar.
    RAFALES
    PASEO POR SU CASCO URBANO
    Declarado Conjunto Histórico Artístico, la mayoría de las viviendas conservan su estructura de piedra, e incluso en algunas de ellas se ha mantenido el color añil. También cuenta con portales, como el de la Moneja o de Boire y el Portal de San Roque. Su iglesia parroquial está dedicada a la Asunción de Nuestra Señora. Del que fuera el castillo calatravo, tan sólo quedan ahora los restos de esta edificación. Cerca del Portal de San Roque hay, precisamente, restos de parte de un torreón que perteneció a esta construcción, y se mantiene también una cruz de calatrava. El ayuntamiento se construyó entre 1575 y 1579, y cuenta con una cárcel restaurada. La Plaza Mayor cuenta con pórticos arquitrabados, posiblemente del siglo XVI. El Molí de l’Hereu es un magnífico molino de aceite rehabilitado que cuenta con un museo. Cerca de allí, se puede pasear por el jardín botánico.

    EXCURSION A LA ERMITA DE SAN RAFAEL

    Excursión de reducida duración que asciende a uno de los cerros de la localidad. El antiguo camino de acceso a la ermita se toma desde la pista que sube a San Rafael, una vez pasado el cementerio. Ya aquí, discurrimos por un terreno más expuesto hasta que penetramos en el interior del bosque, por donde ascendemos de forma más cómoda en lazadas hasta la ermita. La ermita se encuentra enclavada en lo alto de un privilegiado promontorio boscoso desde donde se abarca con la mirada un vasto territorio.
    TORRE DE ARCAS
    PASEO POR SU CASCO URBANO
    La localidad de Torre de Arcas es la que está más al suroeste de la comarca del Matarraña. La entrada de Torre de Arcas está precedida por el paso de un puente. Dentro de la población destacan los conjuntos formados por el templo parroquial, dedicado a San Bernardo, que se construyó en varias fases, finalizando la última de éstas en el siglo XVII, y el ayuntamiento, perteneciente a la misma época. Éste último, tras sucesivas remodelaciones, ya realizadas en la época actual, presenta una fachada de ladrillo caravista. Otro de los atractivos con los que cuenta Torre de Arcas es su horno de pan cocer, que hoy en día es un centro de uso cultural, en el que se ha instalado un pequeño centro de exposición.

    EXCURSION AL PUENTE MEDIEVAL Y ERMITA

    La excursión propuesta es muy sencilla, y nos permitirá conocer hermosos entornos de esta población. En la entrada a la localidad encontramos el puente. Hay que seguir en dirección al camino del lavadero, en las afueras, para alcanzar la ermita de San Bernardo, una hermosa construcción perteneciente al gótico tardío, que se encuentra en plena naturaleza. Una vez allí, descendemos por el mismo camino, hasta llegar de nuevo al puente. Bajo éste, tras un vano, se encuentra la antigua fuente y una noria que en tiempos pasados elevaba agua del río para abastecer a la población.
    TORRE DEL COMPTE
    PASEO POR SU CASCO URBANO
    La localidad cuenta con dos edificios de construcción singular, que forman un interesante conjunto que se une al ayuntamiento y a la iglesia. Se trata de la Casa Bergós y la Casa Ferrer, una espectacular vivienda que se sitúa en la Calle Estrecha. El resto de las viviendas, mantienen en muchos casos el característico color azul en las fachadas, así como el uso de madera en los aleros de los tejados y balcones. La iglesia, del siglo XIV, está dedicada a San Pedro Mártir. El ayuntamiento, del siglo XVI, es de piedra, con una enorme Lonja. Allí se puede visitar un pequeño Centro Etnológico. Frente al ayuntamiento se abre un pequeño porche o pasadizos, del que parte la calle Baja. El Portal de San Roque es la única puerta de la muralla que se conserva. A las afueras de la población se encuentra la ermita de San Juan Bautista.

    EXCURSION A EL REGAL

    Saliendo de la población en dirección a Calaceite, se toma el cruce en dirección a ‘La parada del compte’. Continuamos por esta carretera hasta pasar este alojamiento, y llegamos debajo del puente de la antigua línea de La Val de Zafán. Una vez aquí, hacia la izquierda llegaremos a la zona de ‘El Regall’, un paraje boscoso, donde termina nuestro recorrido.
    VALDELTORMO
    PASEO POR SU CASCO URBANO
    La sencillez, no exenta de majestuosidad, son los adjetivos que definen a la población de Valdeltormo. En pleno centro de la localidad, se encuentra la iglesia parroquial, dedicada a la Asunción de Nuestra Señora. Este templo pertenece a la época barroca, y fue construido en el siglo XVIII. El ayuntamiento, también en el centro de la localidad, tiene un sencillo arco de medio punto en la entrada. En el extremo izquierdo de la construcción, hay otro arco, que es el que da entrada a la Lonja. Valdeltormo conserva algún pasadizo o calle portal que da encanto a la población. La roca del Tormo, al final de la val del mismo nombre, cerca del Matarraña, es uno de los lugares emblemáticos de la población.

    EXCURSION A LA TORRE CREMADA

    A unos doscientos metros pasada la población en dirección Alcañiz, surge un desvío a mano izquierda, que nos llevará a un trazado paralelo al de la carretera nacional por la margen derecha de la val del río hasta la roca del Tormo, ya en el río Matarraña. Continuaremos recto, siguiendo la pista, hasta llegar al cruce del poblado ibérico Torre Cremada.
    VALDERROBRES
    PASEO POR SU CASCO URBANO
    Conjunto Histórico Artístico. La torre puerta de San Roque era la antigua entrada a la villa. Se accede a ella tras atravesar el Puente de Piedra medieval. Valderrobres conserva otro portal: el de Bergós. En la plaza se encuentra la casa palaciega que fue la Fonda Blanc, la casa de los Pereret y la casa consistorial, obra que se concluyó en 1599 y que es uno de los testimonios más importantes del manierismo aragonés. En la parte alta de la población encontramos el conjunto del castillo y la iglesia. La Iglesia de Santa María la Mayor se incluye en el llamado gótico levantino de los siglos XIV y XV. Junto a esta iglesia y en conexión con ella, se alza su magnífico castillo, construido por los arzobispos de Zaragoza. En las afueras del pueblo, y tras recorrer varios kilómetros con el coche, se llega a la Ermita de los Santos.


    EXCURSION A LA CAIXA

    En dirección hacia el pantano de Pena, se rodea el pantano y se toma el desvío hacia la población de Beceite. A pocos metros encontramos el camino a mano izquierda, con un letrero indicador. El recorrido anterior puede realizarse en vehículo, pero a partir de aquí hay que continuar andando. Atravesamos campos de almendros y vamos en dirección a la montaña, en ligera subida. Es el final de la pista, y después continuaremos por un sendero que sube haciendo lazadas. Desde La Caixa se ve una amplia panorámica del pantano de Pena, los Puertos de Beceite...
    VALJUNQUERA
    PASEO POR SU CASCO URBANO
    El conjunto formado por la Plaza Mayor, el ayuntamiento y la Iglesia es el entorno más destacado de la localidad. Con una estructura radial, desde la Plaza parten seis calles que llevan hasta los puntos más alejados del casco urbano. La localidad estuvo primitivamente amurallada, pero tan sólo se conservan restos de esta construcción, situada junto a la iglesia, en la parte sur. El templo está dedicado a San Miguel y su construcción data del siglo XVIII. Frente a la Iglesia está la Lonja antigua. Conserva escrita la fecha de 1707 junto al escudo de la población. En las afueras de la localidad se construyó la ermita de Nuestra Señora de la Piedad, un edificio barroco. A escasos kilómetros de Valdeltormo, junto a la carretera de Alcañiz, se encuentra el Mas del Labrador, pequeña población hoy abandonada y en ruinas.

    EXCURSION A LA ERMITA DE SANTA BÁRBARA

    Esta es una excursión muy sencilla. La ermita se divisa desde la salida de Valjunquera. Hay que cruzar la carretera de Alcañiz, para entrar por el camino que nos llevará hasta la ermita. Este camino conecta también con otras construcciones, pero hay que seguirlo siempre orientándose hacia el monte donde está situada la ermita. Esta se encuentra sobre una pequeña colina, desde donde se ve perfectamente todo el pueblo. Llama la atención su cubierta, realizada con grandes losas de piedra. Esta ermita se construyó en el siglo XVII.


    RUTA DE LAS CÁRCELES.

    En la zona del Matarraña se desarrollo un proyecto de recuperación y puesta en valor de las antiguas cárceles y calabozos conservados en distintas localidades de la misma. Es una ruta de tipo cultural de atracción turística. No existe un itinerario definido, pudiendo el visitante optar por confeccionar la ruta en función de sus propios intereses y del tiempo de que disponga. De modo indicativo, propondremos una ruta, de una duración aproximada de un fin de semana.

    Las antiguas cárceles y calabozos de esta comarca son antiguas edificaciones, en general muy bien conservadas, situadas habitualmente en el interior o en las plantas bajas de los distintos ayuntamientos. Se trata, por tanto, de obras muy sólidas y bien construidas que estuvieron en uso durante los siglos XVI al XIX, y que dejaron de emplearse a lo largo de las primeras décadas del siglo XX, cuando cambió el sistema penitenciario de nuestro país.Muchas de estas cárceles han permanecido intactas hasta nuestros días ya que, tras su abandono, no han sufrido otros usos que el de eventuales almacenes municipales. Su excelente conservación está permitiendo su rehabilitación mediante simples actuaciones de limpieza , sin apenas obras de restauración y consolidación.

    La creación de la ruta turística del Matarraña se basa en tres aspectos o contenidos temáticos generales:

    -Los edificios y su equipamiento. La recuperación de las cárceles y calabozos se pretende realizar sin apenas intervenciones que alteren o modifiquen su estado original. Se incluye también el equipamiento todavía conservado en alguna de estas singulares construcciones: puertas y rejas, cepos de madera, cadenas y grilletes , letrinas, etc.

    -Los " graffiti " o dibujos e inscripciones que se suelen conservar el los suelos o paredes de estas dependencias. Se está realizando el calco y estudio exhaustivo de todos ellos como soporte documental que ofrecerá una valiosa y rara información sobre las ideas y la mentalidad de las personas que estuvieron presas en estos edificios.

    -Los documentos . El estudio y la búsqueda de documentos en archivos y publicaciones sobre esta materia en la comarca del Bajo Aragón, para poder utilizar información de primera mano sobre el sistema penal en el Antiguo Régimen, competencia de los ayuntamientos y alcaldes, penas y castigos impuestos, funcionamiento de las cárceles, etc.

    Con toda la información obtenida a través de estas tres líneas de trabajo, se está dotando de contenido cultural a las distintas cárceles recuperadas, insistiendo en cada una de ellas en distintos aspectos temáticos que se darán a conocer en una guía de próxima aparición.

    Iniciaremos nuestro recorrido en la localidad de Calaceite, hermosa villa que rezuma historia labrada en piedra y que visitaremos detenidamente , tras lo cual nos desplazaremos hasta el cercano municipio de Mazaleón que por sí misma merece la pena visitar, y que cuenta con un calabozo y una cárcel que, junto con el conjunto de La Fresneda, constituye el mejor y más completo ejemplo conservado de las antiguas cárceles del Bajo Aragón. Se ubica en el interior del antiguo Ayuntamiento de la localidad, que fue ampliado y reformado en 1742. En la primera planta, y tras ascender por el antiguo acceso al edificio a través de una escalera de piedra, se ubica el calabozo, magnificamente conservado, con una pequeña puerta de acceso detrás de la cual se empotró un grueso travesaño móvil de madera que permanece intacto. En su interior, en una pequeña y oscura habitación de unos 10 metros cuadrados, todavía se conserva el cepo y banco de madera donde se ataba a los presos por los tobillos , así como la letrina utilizada para el vertido de los residuos.

    En la cárcel o calabozo de la planta superior, reformada en parte en las últimas obras de rehabilitación del Ayuntamiento, se conserva un imresionante panel de unos 7 metros de longitud por 1,60 m de altura aproximadamente , cubierto de dibujos e inscripciones , casi todos ellos realizados a lo largo del siglo XVIII. Entre ellos aparecen representa las manos de los presos con los dedos extendidos, un amplio repertorio de armas ( cuchillos, pistolas, arcabuces, etc.), hombres, mujeres, pájaros, bancos, etc., así como numero sas inscripciones y otros símbolos que están siendo objeto de un detallado estudio. Este conjunto es, sin duda, excepcional, constituyendo una valiosa muestra de la expresión gráfica de la historia y de las ideas de los bajoaragoneses presos en el siglo XVIII.

    Proseguiremos nuestro recorrido llegando hasta el cercano municipio de Torre del Compte, donde encontraremos otro magnífico ejemplo de las cárceles de la zona.

    En La Fresneda, localidad a la que llegaremos a continuación, existieron varias cárceles y calabozos que deben pertenecer a distintos momentos y pudieron tener distintos usos. En la C/ Mayor, junto al magnífico Ayuntamiento de la localidad, se encuentra una de estas cárceles que necesita obras de consolidación y limpieza. Tras la estrecha puerta de acceso se encuentra una pequeña sala a nivel de la calle, con una ventana enrejada que da al exterior, que fue, al parecer, la vivienda del carcelero. Desde allí, a través de una estrecha escalera de obra, se accede a un reducido altillo que comunicaba mediante una gruesa y pequeña puerta de madera a un profundo , oscuro y húmedo pozo de unos 7 metros de profundidad dividido en dos plantas. Este impresionante calabozo, recientemente desescombrado, tiene cubierta su sala más honda por una bóveda de sillería en cuyo centro se practicó una abertura para accder a su interior, siendo un fiel exponente de las duras condiciones de vida de algunos penados.

    Por otra parte, en el interior del Ayuntamiento, en una antigua habitación de la primera planta, se ha recuperado también recientemente una interesante cárcel, quizás más antigua que la anterior, que está siendo asimismo objeto de estudio. En su interior se conservan centenares de grafitos sobre todo en las baldosas del suelo, así como inscripciones y dibujos incisos o pintados que deben pertenecer a distintos momentos y que representan figuras humanas, árboles, dibujos geométricos, juegos, armas, etc. Existen pinturas de color rojo con algunas figuras de gran tamaño que parecen tener, en lineas generales, un significado religioso con la posible representación de algún Vía Crucis o calvario. Se conserva también la antigua letrina. Sin duda, las condiciones de vida de los encerrados en este calabozo eran mucho mejores que las de la próxima cárcel de la C/ Mayor, anteriormente citada. Finalizada nuestra visita a La Fresneda, .

    En Ráfales, su cárcel, magníficamente conservada, es muy similar a la del pozo de La Fresneda y constituye también una obra impresionante ya que refleja con claridad las terribles condiciones de los presos en los calabozos rurales. Se ubica en la planta baja del Ayuntamiento , en el ángulo que forma con la base del portal anejo, donde se conserva perfectamente la robusta y pequeña puerta de madera con sus herrajes que da acceso al interior de la misma. Tras subir una estrecha y pendiente escalera de piedra, se accede a una pequeña sala en cuyo suelo, apoyado sobre maderas, se practicó una abertura que comunica con un oscuro y siniestro pozo donde se encerrar´`ia a los penados. Este calabozo puede considerarse intacto, sin haber sufrido ninguna reforma, deterioro importante, ni uso de ningún tipo desde su abandono.

    Terminaremos nuestro recorrido visitando las cárceles y el resto de extraordinarias bellezas que atesoran los municipios de Monroyo, Torre de Arcas, Peñarroya de Tastavins, Fuentespalda, Valderrobres y Beceite.

    LA RUTA DEL TAMBOR Y EL BOMBO DE LA SEMANA SANTA.


    Bajo este nombre es conocida la ruta que constituyen nueve pueblos ( Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda , Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urre de Gaén) de las comarcas turolenses de Andorra,Bajo Aragón y la mencionada Bajo Martín que, cada Semana Santa, realizan una de las manifestaciones colectivas más vibrantes de España: el "Romper la Hora ". El jueves o el Viernes Santo, sólo en Calanda , y en la plaza mayor de cada una de estas localidades, miles de cofrades( niños, jóvenes y adultos) rompen el silencio en un segundo, estremeciéndonos con el redoble de sus tambores y bombos.

    Tambores y bombos que acompañarán durante veinticuatro horas, initerrumpidamente, los actos salemens de la Pasión.

    El " Romper " les ha unido en un mismo sonar, pero en cada uno de estos pueblos encontraremos algo especial que los hace diferentes.

    Así, en Albalate del Arzobispo,después de " Romper la Hora" en la medianoche del Jueves Santo, en la mañana del Viernes Santo empinadas y estrechas calles acogen uno de los Vía Crucis más bellos de Aragón.

    Alcañiz,ciudad llena de historia y de arte, no rompe la hora, pero el visitante no debe perderse sus procesiones, especialmente las que se celebran el Viernes Santo a las 13 horas, llamada de " El Pregón "; el Sábado Santo, popularmente conocida como la procesión del " Sellado del Sepulcro" ( 16.00h), o la emocionante suelta de palomas en la plaza porticada el Domingo de Resurecció, conocida como " Las Palometas" ( 13.00h).

    Alcorisa, " Rompe la Hora " el Jueves Santo ( 24h). Pero sobre todos sus actos destaca " El Drama de la Cruz", representación de la Pasión del Señor, en la que partifican más de quinientas personas, todas del pueblo, ataviadas con ropas de la época. Esta escenificación tiene lugar a las cinco de la tarde del Viernes Santo en el Monte Calvario , uno de los calvarios naturales más bellos que existen.

    En Andorra también se rompe la hora en la medianoche del Jueves Santo. Aquí la Semana Santa se funde en torno al Cristo de los Tambores que se va a buscar en una emotiva procesión en la madrugada del Viernes, al son de tambores y bombos, a la ermita de San Macario.

    En Calanda los tambores han hecho de esta localidad una villa distinta, conocida internacionalmente gracias a uno de sus vecinos más ilustres, el gran cineasta Luis Buñuel. En este pueblo, el " Romper" es diferente en sus hora, pues se hace a las 12 de la mañana del Viernes Santo.

    Híjar guarda celosamente su tradición: uniformidad en sus túnicas, todas negras, toques lastimeros.....A las 12 de la noche del Jueves Santo se " Rompe la Hora ". En estas fechas, el visitante puede acercarse a contemplar la exposición permanente de motivos de Semana Santa que se guardan en la Casa del Hijarano.

    En La Puebla de Híjar se "Rompe la Hora" en la medianoche del Jueves Santo. Un tren que parte desde Zaragoza, denominado " El tren del Tambor", te acerca a la localidad si no quieres hacerlo por medios propios. Aqu´`i nadie se siente extraño. Si te atreves, puedes participar tocando el tambor en su " Romper", sólo es necesario que lleves ese instrumento.

    Samper de Calanda es tierra de silencios sólo interrumpidos por sus tambores y el especial sonido de sus matracas. En los últimos años se ha recuperado la escenificación del " Descendimiento" o " Atajamiento", realizada con la figura de un Cristo articulado que encierra una bonita historia: la del pueblo que con la madera de un viejo ciprés, derribado por el viento, contribuyó a la creación escultórica. Resulta también impresionante el " Monumento", un fantástico lienzo gigante del siglo XIX.

    Por fín, Urrea de Gaén, a pesar de ser el más pequeño de los pueblos de la Ruta, te deja un sabor muy especial. Aquí puedes vivir una Semana Santa más tranquila e íntima. En su " Romper la Hora" ( medianoche del Jueves Santo), menos multitudinaria que en otras localidades, participa todo el pueblo. Urrea ofrece al visitante todas las emociones que el toque del tambor y del bombo significan en la Pasión de Cristo.


    RUTA DE LOS ÁRBOLES SINGULARES.

    Los árboles singulares son elementos extraordinarios de la naturaleza, catalogados así en función de sus sobresalientes características: porte, dimensiones, longevidad, escasez, simbología, etc.. Para los amantes de este aspecto concreto que alberga nuestro medio natural, se han seleccionado diversos ejemplares que podrán dar pie a efectuar diferentes rutas que se adaptarán al interés del visitante y al tiempo de que disponga para la contemplación de los mismos. Debido a la proximidad de los diferentes árboles, los hemos agrupado en dos grandes bloques:

    • LOS ÁRBOLES SINGULARES EN EL MATARRAÑA.

    Comenzaremos este recorrido por una de las encinas más grandes de todo Aragón: la carrasca del Mas Xiprer. Enmarcada en lo que antaño fue un extenso carrascal, este ejemplar posee un tronco que supera los 5 metros de perímetro y se le calcula una longevidad superior a los 400 años. Como ser vivo que es y debido a lo avanzado de su edad, muestra inequívocos signos de falta de vigor y decrepitud incrementados durante los últimos años debido a la escasez de precipitaciones. Para llegar hasta ella, debemos seguir la carretera A-1413 desde Cretas en dirección a Calaceite. Al llegar al kilómetro 2,100 ( el kilómetro 0 se encuentra en Calaceite) tomaremos un desvío a la izquierda señalado por un pequeño indicador.

    Continuando por la misma pista, llegaremos a una bifurcación en donde encontraremos otro indicador, tomando nuevamente la izquierda y dejando atrás la bolsa ganadera d'en pitarch. Un poco más adelante seguiremos un camino a la derecha, también indicado, que nos llevará a una notable carrasca, en donde podremos dejar el coche en caso de que hayamos llegado hasta allí con él, atravesando a pie un pequeño bancal que nos permitirá llegar a la ya advertida carrasca del Mas del Xiprer.

    Después de admirarla saldremos de nuevo a la carretera continuando en dirección a la población de Calaceite ( hermosa villa que rezuma historia escrita en piedra y cuya visita resulta obligada) que dejaremos atrás en dirección a Alcañiz. Justo antes de llegar al llamado pont d' Arnal o puente del Matarraña encontraremos a nuestra derecha el edificio de una antigua venta con un gran pino en su entrada, donde se inicia la pista que nos llevará hasta el llamado tiler del Molí d'Arnal o tilo del Molino de Arnal.

    Volveremos a la carretera prosiguiendo hacia Alcañiz, desviándonos inmediatamente después de salir a la calzada a la izquierda, por la llamada carretera local de Torre del Compte. Tomando como un paseo el recorrido por esta tranquila vía., llegaremos unos 2,5 kilómetros después hasta un edificio cercano al cruce del río Matarraña, que queda a nuestra derecha, al que llamaban Molinet d'en Vidre. Como bien reza su nombre, allí se realizaba la fabricación de vidrio al menos durante gran parte del siglo XIX. El árbol que se situa en sus cercanías, el olmo del Molinet d'en Vidre, es en su especie uno de los más grandes del Bajo Aragón.

    Continuando este recorrido, retomaremos la dirección hasta Torre del Compte, siguiendo la estrecha carretera, atravesando esta población y cruzando el puente sobre el río Matarraña en dirección a La Fresneda. Inmediatamente después de atravesarlo nos desviaremos hacia la izquierda para llegar, tras recorrer escasos metros, al indicador que nos señala dónde se encontraba el legendario pí de la Ordre o pino de la Orden, bajo el que segun cuenta la leyenda se dictaba justicia.

    Si seguimos por la misma pista que continúa paralela al río, llegaremos a la carretera A-231 que tomaremos en dirección izquierda para llegar a la población de Valderrobres. Desde allí continuaremos en dirección a Fuentespalda, dejando atrás el desvío al pantano de Pena y llegando poco después a la llamada carrasca de Morro Badat, situada en el margen izquierdo de la carretera A-1414 a unos 5 kilómetros de Valderrobres. Los más 4,5 metros de perímetro en su tronco la hacen una de las encinas más notables del Matarraña. De allí volveremos por la misma carretera hasta Valderrobres, pudiendo visitar el pino del Mas de Serrats como complemento opcional de la ruta.

    Continuando nuestra visita, tomaremos la carretera de Beceite, donde podremos admirar desde las cercanías del kilómetro 3 la antigua central hidroeléctrica de Boné en la margen izquierda del río Matarraña, hallándose dos grandes ejemplares de abeto y cedro. Prosiguiendo la ruta llegaremos al túnel del puente Nuevo , desviándonos por la primera pista engravada que encontraremos a nuestra izquierda una vez salgamos del mismo. Por allí continuaremos hasta ver otros indicadores más adelante que nos guiarán primero a la carrasca de Micolau y después al roble del Mas de Pau en pleno corazón del río Algás. A éste ultimo no podremos llegar con el vehículo, si es que vamos con él, debiendo dejarlo 2 ó 3 kilómetros antes de llegar. El recorrido puede ser igual de atractivo si lo realizamos a la inversa.


    LOS ÁRBOLES SINGULARES : DEL MEZQUÍN A LOS PINARES DE MONROYO.

    Al igual que en la ruta anterior, las posibilidades de adaptar el recorrido al interés del visitante son muchas, pudiendo incluso enlazar con la primera.

    En Calanda, antes de iniciar nuestro recorrido que discurre en alguno de sus tramos muy próximo al río Guadalope , habremos podido contemplar desde el exterior la llamada Torre Buñuel, situada muy cerca de la misma población y en donde se encuentran diferentes ejemplares de especies vegetales y árboles que fueron plantados a finales del siglo XIX por el abuelo del famoso cineasta Luis Buñuel a su venida de América.

    Saliendo desde Calanda, seguiremos la pista asfaltada en dirección a Castelserás. A mitad de trayecto encontraremos una señal a nuestra izquierda que nos indicará el camino para poder llegar a la famosa olivera del Pitongo, que se encuentra enclavada en lo que fue una mancha de olivar mucho más extensa de lo que es hoy en día. Tras volver a la pista asfaltada, continuaremos en dirección a Castelserás, llegando poco después hasta lo que queda de lo que fueron los olmos más grandes del Bajo Aragón, los olmos de la torre Benedí. Su ubicación no tiene pérdida ya que se encuentran al pie de la misma pista , a nuestra derecha, junto a un pequeño murete de piedra.

    En la misma dirección y después de pasar por las faldas de la colina en donde se encuentra la ermita de Santa Bárbara, llegaremos a la carretera que nos llevará hasta Castelserás, una vez atravesado el puente sobre el río Guadalope. Tras visitar esta atractiva y dinámica población, proseguiremos hacia Torrecilla de Alcañiz, pudiendo pasear por el pequeño jardín botánico que creó junto al Calvario el insigne botánico bajoaragonés Francisco Loscos Bernal.Desde Torrecilla nos dirigiremos por Las Ventas hacia Valdealgorfa, lugar donde vivió y ejerció como farmacéutico durante muchos años otro gran botánico aragonés, José Pardo Sastrón. En esta villa, y junto al antiguo convento de las Clarisas, encontraremos el llamado ciprés del Convento, árbol emblemático para esta población enmarcado en un recinto digno de vista como es el antiguo convento.

    Tras recorrer las calles de esta sencilla pero interesante población, nos dirigiremos por la N-232 hacia Monroyo. A unos 9 kilómetros encontraremos a nuestra izquierda el santuario de Nuestra Señora de Montserrate, con uno de los conjuntos de cipreses más importantes de Aragón.

    Unos kilómetros más adelante, siguiendo en dirección a Monroyo, podremos ver otro de los que fueron grandes olmos de la comarca en la ermita de la Consolación. Por desgracia este ejemplar se encuentra muy maltrecho, sobreviviendo a duras penas junto a otros dos grandes cipreses en las cercanías de la ermita. Tras atravesar la pequeña población de Monroyo, seguiremos en dirección a Torre de Arcas. Antes de llegar, a la altura del kilómetro 89,600 tomaremos un desvío que queda a nuestra derecha y que está señalizado mediante un indicador que nos llevará hasta la carrasca de Torre Manero. Esta es otra de las grandes carrascas que poseen de 4,5 metros de perímetro en su tronco, unas medidas muy considerables para esta especie en Aragón.


    HOSTAL CASA LAURE Y Mª JOSE C/ Larga 3 44622 ARENS DE LLEDO (Teruel) COMARCA DEL MATARRAñA casalaureymjose@terra.es Telf. 978 851 137